002

Cuando pensamos en la pelea entre un gladiador y una bestia en el circo nos viene a la mente la imagen de un tigre o de un león. Pero lo cierto es que fueron muchísimas más las especies que se dejaron un alto porcentaje de su linaje entre las paredes del anfiteatro.

En el circo romano se utilizaron: rinocerontes, hipopótamos, leones, tigres, monos, elefantes, leopardos, hienas, jirafas, asnos salvajes, caballos, cebras, serpientes, alces, panteras, osos y puerco-espines.