“Terni lapilli”, que se puede traducir por “Tres piedras” o por “Piedras de tres en tres”, era uno de los juegos más populares de la antigua Roma. Es el antepasado directo del “tres en raya”.

Gracias a los juegos de mesa (parchís, oca, tres en raya, damas,…) se potencian entre los niños habilidades de cálculo mental, atención, razonamiento y lógica, además de otras habilidades de tipo social.

Curricularmente ayudan a la hora de sumar y restar, y sobre todo, a nivel espacial, para conseguir la lateralidad necesaria para aprender a leer y escribir.

002

Tres en raya elaborado por Gádor