paz-2016-023

El origen de la moneda romana deriva de la griega. Dentro de la numismática romana podemos comprender dos épocas diferenciadas claramente: La República y el Imperio.

La primera moneda romana fue el As de bronce. En la época republicana, era característico en las monedas encontrarse con las representaciones  de proas de naves, así como en el anverso distintas divinidades.

Hacia el 268 a. C. Roma acuñó por primera vez una moneda de plata con su topónimo, forma y estilo totalmente romano. Había nacido el Denario.

Con la llegada del Imperio por parte de Augusto, Roma acuñó series de monedas con la imagen de los distintos emperadores que se iban sucediendo.

La moneda mayor del Imperio fue el Sestercio.