Cada día somos más mayores… hoy nos tocó empezar a atar cordones. ¿Lo conseguiremos?