Después de haber cocinado en casa, con papá y mamá, los peques nos explicaron en clase la receta, y además pudimos ver y probar el resultado final.

Una buena experiencia para ellos.

Muchas gracias a todos los papás y mamás que habéis participado.